jueves, 31 de mayo de 2012

Que no vean las estrellas






Que no vean las estrellas
Que cada mañana olviden su sueño
Que la tierra les quede muy lejos, no más que a los que amar

Que no vean las estrellas
Que vean el amanecer en el atasco
Que la historia se les repita
Que su salud les hagamos rogar

Que se droguen, fácil, se droguen
Que deseen su vida en su sofá
Que crean en lo que quieran para la vida en vida sobrellevar

Que se la jueguen para aparcar
Que se joroben caminando, baches y basuras esquivando
Que no lleguen al que reclamar

Que paguen la poli que les pega
Que se denuncien y condenen
Que maten por una migaja
Que se esculpa en el diccionario la impunidad

Que las ambulancias suenen a rutina y ni se pregunten qué le pasará
Que sus almas mueran empedradas
Que crean que van a triunfar

Que griten griten griten griten

Que se lamenten en sus muros y cuanto más alto, más altos
Que novelen nuestros crímenes
Que hagan cosas como ésta, nada más

Que se acobarden
Que se retiren
Que con sus problemas ya tengan bastante
Que vivan en la vida de los demás
Que sin su pastor no sepan hablar

Que les quede poco tiempo de vida, muy poco tiempo de vida, al día

Que suene el río seco
Que pierdan locura en la sumisión
Que aguanten más allá del viernes
Y mucho circo, pero que les falte el pan

1 comentario:

Océano Mar dijo...

SENCILLAMENTE ME FASCINÓ, ASÍ QUE ANTES DE TUMBARME A TU LADO, LO COMPARTO...